“El sustituto del azúcar”

English   French   Spanish  
T (+34) 93 786 20 08                               
Sucralín: la referencia tras 12 años en el mercado

Editor Sucralin

mayo 19, 2022

Sucralín: la referencia tras 12 años en el mercado
Compartir:

Lo más fácil es llegar, pero lo más difícil es mantenerse. Esa frase lapidaria tiene mucho sentido con Sucralín. Porque después de más de dos lustros en el mercado, seguimos siendo la referencia entre los edulcorantes de origen natural.

Cuando a finales de la primera década del 2000 Oscar Gràcia, CEO de Sucralín, pensó que tenía que crear un producto que se diferenciase del azúcar, porque el médico le aconsejó dejarlo por su salud, era difícil de imaginar que hoy en día, sería una verdadera alternativa para endulzar. Inimaginable es poco. En esos momentos, el mercado estaba muy atomizado, prácticamente plano. La sacarina sonaba como la única opción “saludable” para los que debía renunciar o querían voluntariamente, renunciar al azúcar. Esa posibilidad se podía entender, porque era cambiar un sobre de azúcar por una pastilla de sacarina. Pero, y los que querían cocinar, ¿cómo podían sustituir el azúcar? Ahí estaba el potencial. Ahí vio Óscar que se debía ofrecer una alternativa en el mercado para los que quisieran o simplemente no pudieran, tomar otra cosa que endulzase igual ,y además, no tuviera las contraindicaciones del azúcar.

Personas con diabetes, primer colectivo

La universalidad de Sucralín, apto para todo el mundo, tenía que ser el lei motive de este nuevo producto. No obstante, existía un colectivo con el que se debía priorizar: las personas que padecían diabetes y pre-diabetes.

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta la forma en que el cuerpo convierte los alimentos en energía. La mayoría de los alimentos que come se convierten en azúcar (también llamada glucosa) que se libera en el torrente sanguíneo. El páncreas produce una hormona llamada insulina, que actúa como una llave que permite que el azúcar en la sangre entre a las células del cuerpo para que estas la usen como energía.

Si una persona tiene diabetes, su cuerpo no produce una cantidad suficiente de insulina o no puede usar adecuadamente la insulina que produce. Cuando no hay suficiente insulina o las células dejan de responder a la insulina, queda demasiada azúcar en el torrente sanguíneo y, con el tiempo, esto puede causar problemas de salud graves, como enfermedad del corazón, pérdida de la visión y enfermedad de los riñones.

Todavía no existe una cura para la diabetes, pero se puede reducir mucho el efecto que tiene sobre la vida si se practican hábitos de estilo de vida saludables.

Y es donde Sucralín entró de lleno para ofrecer un producto que sí pudiera satisfacer las necesidades de este colectivo, y lo consiguió. Porque lo pueden consumir sin problemas y sin restricciones. Y disfrutar de la vida endulzada de manera saludable.

Con su variedad de formatos, se puede tomar en cualquier momento del día, en comprimidos es ideal para endulzar las bebidas, el líquido para los que prefieren endulzar con ese formato, y el granulado, el que tiene el aspecto más parecido al azúcar, para endulzar “con cucharilla” de toda la vida o para lo que lo hace realmente diferente: ¡¡utilizarlo para cocinar en todas las recetas posibles!!

Esto último hizo que se creara una comunidad de Sucralín lovers, y que adoptasen este producto como imprescindible en sus vidas. Porque les permitía disfrutar de una vida endulzada y sin problemas médicos por su ingesta. El boca a boca hizo el resto, y creó una comunidad Sucralín que hoy en día es nuestro ingrediente secreto más preciado para seguir creciendo: la satisfacción y la fidelización de nuestra comunidad de personas que lo consumen cada día.

Es muy estimulante saber por parte de nuestros consumidores el valor que les provoca Sucralín en sus vidas. Frases como “es el mejor endulzante del mercado”, “sabe a azúcar”, “se disuelve perfectamente”, “dura muchísimo”, “puedo cocinar con él”… etc., nos ayudan muchísimo a seguir trabajando por ellos y por mantener ese alto estándar de calidad, que a buen seguro nos proporcionará prolongar su satisfacción por mucho tiempo.

Somos conscientes que la alimentación evoluciona y que la competencia intenta mejorar, por un lado, pero reducir precios sacrificando la calidad del producto final, como hace la competencia, no está en nuestros planes. Ese es nuestro gran secreto que nos mantiene allí arriba en el posicionamiento de nuestros fieles clientes, la calidad de Sucralín, es simplemente superior.

ARTICULOS

RELACIONADOS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.