“El sustituto del azúcar”

English   French   Spanish  
T (+34) 93 786 20 08                               
Eritritol: ¿es la competencia real de Sucralin?

Editor Sucralin

junio 22, 2022

Eritritol: ¿es la competencia real de Sucralin?
Compartir:

Existen en el mercado, edulcorantes como alternativa al azúcar. Hoy vamos a comparar a Sucralín con el Eritritol, y podréis comprobar que nuestro producto sigue siendo imbatible.

El eritritol es un edulcorante que forma parte del grupo de los polialcoholes, que son de origen natural y que se encuentran presentes en frutas y vegetales, así como en algunos productos fermentados como la cerveza. La principal característica de este producto tan popular es su escaso valor calórico. Otros edulcorantes, según la OCU, que se incluyen en este grupo serían los siguientes: sorbitol, manitol, isomaltitol, maltitol, lactitol y xilitol.

La mayor parte del eritritol consumido no es metabolizado por el organismo y su aporte de calorías es inferior a 0,2 kcal por gramo. Por tanto, se ha convertido en un sustituto del azúcar comercial, aunque solo posee el 70% de su dulzor.

Además, tal y como señalan en determinados estudios, no modifica ni aumenta los niveles de glucosa e insulina en sangre, ni los de colesterol o triglicéridos, por lo que es un aditivo que puede ser consumido por personas diabéticas o con obesidad. 

Se utiliza, entre otros usos, como ingrediente en una gran variedad de bebidas y muchos alimentos procesados.

Contraindicaciones del Eritritol

No obstante, la ingesta de polialcoholes como el Eritritol, puede provocar un incremento de gases por fermentación bacteriana en el intestino, flatulencias, e incluso diarreas y dolores abdominales. Además, puede provocar un efecto laxante, que por obligación de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ya le obligan a indicarlo en el packaging del producto «El consumo excesivo puede producir efectos laxantes».

Sucralín: sin contraindicaciones ni restricciones

Sucralín se elabora con Sucralosa que es un edulcorante, con el código E-955, bajo en calorías que no merma las propiedades organolépticas de un producto.

Sucralín es un edulcorante de origen natural y que puede usarse en sustitución del azúcar; no tiene calorías del azúcar, se obtiene a partir del azúcar (caña de azúcar) y tiene la ventaja que conserva el auténtico sabor a azúcar.

La sucralosa se extrae del azúcar mediante un proceso de halogenación en el cual se sustituyen selectivamente tres átomos de grupos hidróxilo de la molécula de sacarosa por tres átomos de cloro. Estos átomos de cloro le confieren una estructura molecular de gran estabilidad y un poder edulcorante 600 veces más dulce que el azúcar.

Como dijimos anteriormente, tiene menos aporte calórico y no estimula la liberación de insulina, por lo que es apto para las personas con Diabetes, y en general para todas las personas porque no tiene ninguna contraindicación.

Crece la obesidad, por exceso de azúcar en los alimentos

El aumento de la tasa de sobrepeso y obesidad es un problema de salud pública, y aunque aún queda mucho camino por recorrer, los organismos oficiales van tomando cartas en el asunto para hacer que la industria alimentaria reformule los alimentos procesados y cambie ciertos componentes por otros más saludables. Uno de los ingredientes que está en el punto de mira es el azúcar, por estar presente en más alimentos procesados de los que pensamos y en cantidades más elevadas de las deseadas. De ahí la búsqueda de otras alternativas, como el uso de edulcorantes bajos en calorías para ayudar a reducir la carga calórica de alimentos y bebidas azucaradas sin mermar las propiedades organolépticas del producto.

Uno de los más recomendados es Sucralin, por todas las características favorables que posee. Por ello, cada  día es más utilizado en el mercado industrial como alternativa al azúcar.

Sucralín para cocinar: no tiene rival

Sucralín resulta ser muy estable y resiste bien las altas temperaturas, característica que permite su uso a la hora de cocinar o de hornear, como los productos de pastelería, sin perder su capacidad de endulzar. Se puede usar en sustitución del azúcar o en combinación con él para reducir el aporte calórico de una receta. La podemos encontrar en varias presentaciones: líquida, granulada, en sobres y en comprimidos. Para utilizarlo en bebidas como el café, el té, lácteos y como ya hemos comentado, en recetas.

Sucralín: reduce el peso

La sustitución del azúcar por Sucralín es una buena alternativa para reducir el contenido calórico de los productos y favorecer un mejor control del peso corporal sin renunciar al sabor dulce. Permite que las personas que entran en programas de pérdida de peso, puedan disfrutar de este sabor sin tener que contar calorías. Al no ser reconocida por el cuerpo como carbohidrato, es idónea para dietas adelgazantes.

En resumen, a pesar que el eritritol posee características semejantes a Sucralín, son determinantes las contraindicaciones del primero para elegir al segundo. Y es que además de endulzar y saber a azúcar, Sucralín es más saludable que el eritritol.

ARTICULOS

RELACIONADOS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.