“El sustituto del azúcar”

English   French   Spanish  
T (+34) 93 786 20 08                               
¿Por qué la gente es fiel a Sucralín?

Editor Sucralin

junio 28, 2021

Compartir:

Uno de los paradigmas para un producto es que los consumidores sean leales al mismo. Y en el caso de Sucralín ese nivel es altísimo. ¿pero a qué es debido? Os lo explicamos en este artículo.

La fidelización de los clientes siempre se enfoca hacia el crecimiento y la retención de los clientes existentes. Una verdadera estrategia o campaña de fidelización construye relaciones, y en el caso de Sucralín, desde sus inicios, allá por 2010, lo más importante era crear una comunidad, que fuera la que proyectara nuestros productos, de manera natural y a través de la recomendación, la manera más natural de recibir un consejo, por parte de personas conocidas que ya hubieran probado el producto y sinceramente, recomendaran su consumo.

Por ello iniciamos nuestra andadura en la comunidad de las farmacias, herbolarios y centros de dietética. Lugares donde sus propietarios y /o personas que están al frente de los mismos, eran fundamentales para transmitir nuestros valores diferenciadores respecto a la competencia y sobretodo como sustituto del azúcar.

El prescriptor estratégico

Un recomendador de las características que poseían esos canales de distribución, fue para Sucralín determinante para desarrollar poco a poco su comunidad de consumidores habituales. Valores como el compromiso y la confianza que aportaban estos centros de venta, fueron fundamentales en la primera fase de implantación de nuestros productos.   Porque una cosa es que haya un incentivo promocional para que se pruebe el producto, y que permite que alcancemos más personas, pero eso no es garantía que éstas se conviertan posteriormente en nuestros clientes habituales.

Son muchas las empresas que dan por cumplido su objetivo una vez han adquirido su producto. En realidad, la primera compra es el primer ladrillo que nos ayudará a construir una sólida relación con nuestro cliente, pero nada más, queda mucho por hacer.

Hicimos un intenso plan de formación hacia esas personas para transmitirle básicamente nuestra labor de investigación y desarrollo por encontrar un verdadero sustitutivo al azúcar. Porque la clave era precisamente esa, que pudiéramos transmitir con ejemplos reales, que habíamos encontrado ese producto. Y así lo conseguimos. Gracias a las explicaciones de nuestros recomendadores estratégicos, pudimos extender nuestra comunidad a lo largo de todo el país, y hasta hoy.

Posteriormente fuimos desarrollando otros canales de distribución, como ele de gran consumo y el canal profesional. El primero fue simplemente consecuencia de los primeros canales que iniciamos nuestro camino, y que multiplicó la notoriedad de nuestro producto y marca. Y el segundo, ratificó que Sucralín podía ser una alternativa al azúcar, si bien almenos, un canal paralelo para las personas que no podían disfrutar del azúcar por enfermedad, prescripción médica o simplemente por cuidar su línea.

Experiencia inigualable

El cliente no solamente compra un producto por satisfacer una necesidad, debe estar encantado de hacerlo, y nosotros queríamos que probasen Sucralín de la misma manera que habían estado utilizando el azúcar hasta la fecha, es decir, como un factor de disfrute, de placer, y no de necesidad. La calidad del acabado, parecía azúcar, y su homogeneidad en la manera de endulzar, hizo el resto.

Aunque también nos teníamos que diferenciar por otros motivos que hiciera más amplia nuestra comunidad, para ello hicimos un packaging atractivo y de calidad, eso por fuera, y por dentro, también nos hicimos diferentes: sin gluten, sin lactosa, sin fenilalanina, 0% calorías, 1 gramo de Sucralín equivalía a 7 gramos de azúcar… y siempre lo mejor de lo mejor… que sabía a azúcar.

Nuestra web y las Redes Sociales

A partir de nuestra consolidación en el mercado, tocó desarrollar nuestra imagen de marca, y así alcanzar a más personas y de todas las edades. Creación de recetas, embajadores de la marca, influencers, y demás, ha hecho que la marca sea cada día más conocida. E incluso la venta online, iniciada a finales de 2020, ha servido para satisfacer la venta entre personas que prefieren ese canal o simplemente les resulta más cómodo.

Las Redes Sociales, como Instagram y Facebook nos han traído infinidad de mensajes donde nuestros seguidores y consumidores nos han compartido sus experiencias con Sucralín, siempre positivas, y que les ha cambiado la vida… a mejor.

El perfil de nuestro consumidor

También ha ido evolucionando a lo largo de los últimos 11 años. Nos centramos en nuestros inicios, en las personas con diabetes, básicamente porque queríamos mejorar su calidad de vida sin renunciar al dulce en sus vidas. Pero poco a poco se ha hecho mucho más heterogéneo nuestro público objetivo. Desde personas que se quieren cuidar y mantienen una dieta saludable a personas que han renunciado al azúcar por sus contra indicaciones. Lo más importante es que todas las personas, sin excepción, que consumen Sucralín lo hacen porque realmente es el sustituto del azúcar, en sabor y en calidad. Y ya no lo dejan de tomar, y lo que es mejor, que lo recomiendan. Así es como crecemos apostando por la calidad y la transparencia respecto a la competencia.

Aún falta mucho por hacer, porque queremos llegar a todos, sin excepción, porque todos nos merecemos una vida mejor y mucho más saludable.

Sucralinízate, y súmate a nuestra comunidad, porque endulzarse la vida de manera natural es un derecho.

En definitiva, Sucralin es realmente la alternativa al azúcar

ARTICULOS

RELACIONADOS

Sucralín: la alternativa a los polialcoholes

Sucralín: la alternativa a los polialcoholes

El azúcar, ya tiene competidores de peso en el mercado. La sucralosa, el Eritritol, Stevia, Xilitol, Maltitol y Sacarina. Esta nueva generación de edulcorantes ofrece los beneficios que antes no ofrecían productos como la sacarina. Pero entre todosm Sucralin, procedente de la sucralosa de origen natural, sobre sale por encima del resto.

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *